Reflejo

Hoy he vivido la experiencia más extraña de mi vida, si lo sé, quizás a ustedes les pasan cosas más asombrosas y mágicas, pero cuando les digo que es la más extraña de mi vida, al contarles reconocerán que tiene bastante sentido:

Era casi medio día, estaba parado en el semáforo de la Calle Rivadavia al 2500, intenté acelerar mi paso pero el semáforo alcanzó a colocarse en rojo más rápido de lo que mis pies hubiesen logrado atravezar.

De repente, un hombre en un auto se estaciona a mi costado derecho, y allí empezó todo. Sentí como clavó fijamente su mirada en mi,  su rostro enrojecío, sus pupilas casi que podia verlas dilatarse al máximo y como quién quiere salirse por la ventanilla de la misma nada empezó a gritar:

–¡Sos un estúpido!, en verdad un completo estúpido. ¿Como se te ocurre perderla? ¿Cómo? Reacciona, dí algo. No puedes sólo estar ahí mirándome y hacer como si nada pasará. Que poco hombre, nunca aprendes. Dí algo maldito imbécil.

Les juro que nunca habia visto a ese hombre en mi vida, me quedé inmóvil, no dije una sola palabra, pero él siguió allí, gritándome e insultandome como si le hubiese quitado a la mujer de su vida.

Y pensé entre risas: ” Ojala y la vida me hubiese premiado con tal belleza, que me permitiera quitarle la mujer a este hijo de papi y mami”

–Que ganas siento de golpearte, sos un completo… – antes de terminar la frase, se complicó todo, este hombre del cual no sé su nombre empezó a llorar, el semáforo cambio a verde, la bocina del auto que tenia atrás lo hizo reaccionar, aceleró  y se marchó.

Fue allí cuando recordé que no podía cruzar la calle caminando, iba en una motocicleta, tampoco podía acelerarla, no la manejaba yo y para mi sorpresa, por fin entendí todo, el tipo no me estaba gritando a mi… le gritaba a la imagen que reflejaba el espejo que en ese instante llevaba entre mis manos, apoyado sobre mi pierna derecha y de cara a él…  se gritaba a si mismo, que loco.

Mi compañero no vio nada, tuvo que bajarse de la moto segundos antes para recibir la llamada de nuestro jefe, quería decirnos que nos habíamos equivocado de espejo.

¿Extraño cierto?

4 comentarios en “Reflejo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s