Amor a primeras letras

Existen  diferentes formas de encontrar el amor, o muchas tantas de llegar a él. 

Para ella toda una experiencia, su primera vez en un colectivo de dos pisos y serían las 14 horas más deseadas y recordadas por el resto de su vida. 

Punto de partida: Terminal de ómnibus Retiro en la Ciudad de Buenos Aires, punto de llegada Terminal de ómnibus San Juan Capital.
Para tal evento no le han podido escoger mejor silla que en la panorámica, el lugar ideal para lo que se veía llegar.
Antes de subir se ha comprado un chip de una empresa de teléfonos compatible con su celular, y sólo por las dudas cinco tarjetas de recarga.
Al partir, lo primero que ha hecho es enviarle un correo electrónico a su mejor amiga con todos los datos posibles, por si acaso llegase a pasarle algo y después un mensaje de texto dirigido a él.
Desde una ciudad desconocida a otra aún mucho más, la felicidad le inunda el pecho. En toda la noche no ha podido dormir, pues quién le espera le ha robado el sueño.
13 horas después y a no más de 60km/hora, se ha levantado con el amanecer el mejor paisaje que sus ojos habían divisado en meses, los más bellos e imponentes viñedos que ha visto en toda su vida, le daban la bienvenida a San Juan.
Una imagen que jamás se borrará de su retina pues no sólo era hermoso, sino que era el más bello preludio al primer encuentro con el verdadero amor, aquel con quién durante meses intercambió cartas, e-mail y llamadas de larga no sólo distancia sino también duración.
Y fue justamente así, donde surgió el amor entre ellos, pero no a primera vista sino a primeras letras, a través de la pasión de sus cartas, la inspiración al leerse y el deseo profundo de escribir para el otro cada dia un poco más.
Y ahora luego de más de 12 meses, 14 horas y miles de kilómetros se ha detenido el colectivo en la Terminal de ómnibus de la Ciudad de San Juan y por fin ha llegado el momento.
Mientras sus piernas tiemblan baja la escalera y antes de dar el primer paso fuera del colectivo, una mano llega a su encuentro ayudándole a bajar. Y como si el tiempo se detuviera por fin están juntos y ahora podemos afirmar que este no sólo fue un amor a primeras letras sino un amor a primera vista y muy real.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s