Todo por nada

La esposa celebra el momento, aunque para la audiencia lo llora y extraña. Los medios de comunicación como siempre hacen una triunfal y amarilla entrada.
 
Sus dos hijos han quedado sin padre. Bueno, realmente esto no es tan cierto, solo ella sabe que el verdadero padre es su cuñado o hermano de su difunto esposo. El mismo que ha cometido un asesinato intentado que parezca un robo.
 
Nadie vio nada, no se escucharon tiros, no existe sospecha. Creen que la felicidad por fin los acompaña, y aún tras las puertas demuestran su amor, gastando uno a uno los billetes del seguro. Pero el tiempo cobra todo y luego de pocas semanas de lujuria y pasión, comienzan las disputas y los desencuentros.
 
Una noche se oyeron gritos, seguido varios disparos, la mató a sangre fría, con la misma que terminó con su propia vida.
 
El amanecer trajo consigo, dos muertos y unos chicos que ahora sí quedaron huérfanos y sin plata. Todo por nada. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s