—Ausencia—

Dicen por ahí que la ausencia es como la rutina, que apaga o ahoga,
pero no solo los recuerdos
sino también los deseos y la pasión.

Pero existen ausencias
que no se comparan,
que no se asimilan
y que nunca podrán dejar de ser
lo que son.

Vacíos interminables
que de lo único que llenan el corazón,
es de frases sin sentido,
imágenes borrosas
y voces que han cambiado de entonación.

Ausencias que no solo duelen
sino que palpitan
y que hasta hierven causando ardor.

Ausencias que no se comparan,
no se asimilan,
pero que poco a poco dejan de ser,
porque al mismo tiempo que la vida se apaga, la que antes era luz ya deja de arder.

Anuncios

4 comentarios en “—Ausencia—

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s